Acantilados de Moher o Cliffs of Moher ¿Quieres conocer unas vistas para recordar toda la vida?

Si tuviera que definir Irlanda en tres palabras positivas, esas serían autenticidad, imaginación y creatividad. ¿Te vas a perder la oportunidad de definir con tus propias palabras a la isla Esmeralda? ¡Deja que Irlanda te quite hasta el último aliento!

¿Quieres unas vistas para recordar? No encontrarás ninguna más espectacular que las que te regalan los escarpados acantilados de Moher. Las vistas favoritas para los turistas e incluso, muchos irlandeses, son desde los Cliffs of Moher. La verdad es que es difícilmente superable.

Irlanda es única por muchos motivos, tiene unas señas de identidad muy claras y atractivas, por sus paisajes arrebatadoramente hermosos y por el carácter de los irlandeses. Y todo ello formando parte de un territorio relativamente pequeño y muy abarcable.

Los acantilados de Moher se encuentran en la Ruta Costera del Atlántico, una ruta que ofrece playas arenosas, acantilados y el misterioso manto de piedra gris de The Burren. Uno de los lugares más famosos y que no te podrás perder en tu viaje por Irlanda.



Más allá de la ciudad de Dublín

Siempre es bueno salir de la capital para admirar la belleza más rural de un país. Siempre me da la sensación que consigo experimentar y conocer más de un país si salgo fuera de las ciudades para conocer paisajes y pueblos más pequeños.

¿Cómo visitar los Acantilados de Moher?

Los Acantilados de Moher se encuentran bastante lejos de Dublín, por lo que, viajar por libre únicamente es posible y cómodo si alquilas un coche. 

Nosotros decidimos hacer la excursión organizada que reservamos a través de getyourguide.com donde los precios me parecieron los más económicos. La ruta exacta que podrás realizar durante el tour a los Acantilados de Moher te la pongo a continuación descrita y en mapa:

Saldrás de Dublín a las 06:45 y viajarás por el llano de Curragh. Mientras pasas por el haras nacional de cría de caballos de pura sangre, tu guía compartirá contigo infinidad de datos históricos e información. 

La última parada la harás en las ruinas del monasterio Kilmacduagh y su torre, una pieza arquitectónica muy singular debido a su inclinación de más de 60 cm. Pasa de 15 a 20 minutos allí. 

Después, llega a los acantilados de Moher y maravíllate con las impresionantes vistas del océano Atlántico. Tendrás 2 horas para explorar el sitio por tu cuenta. Dirígete al centro de  visitantes de los acantilados de Moher, donde podrás ver la vista de pájaro de los acantilados en una pantalla multimedia además de un vídeo de las cuevas submarinas.

A continuación, descubre el paisaje lunar de The Burren con una visita de 15-20 minutos y escucha los innumerables secretos de este panorama atípico que registra la temperatura del suelo más cálida de Irlanda. 

Llega a la ciudad de Galway, donde tendrás una hora de tiempo libre para explorar por tu cuenta. Descubre sus encantadoras calles empedradas que recuerdan a la Irlanda de tiempos pasados.

Después volverás a la carretera y pasarás por la ruta de la costa de Wild Atlantic Way hasta Kinvara, pasando por el castillo de Dunguaire y la cordillera de Twelve Bens por el camino.

Regresa al lugar de inicio de Dublín entre las 19:30 y las 20:30.

Wild Atlantic Way o la Ruta Costera del Atlántico

Durante el día de hoy pasaremos por una de las rutas por carretera más famosas de toda Irlanda. Te rodeará por increíbles paisajes, grandes pubs y restaurantes, e increíbles experiencias en los 2.500 km de la Ruta Costera del Atlántico. 

En la Wild Atlantic Way te encontrarás con costas escarpadas que contrastan con los tranquilos glens, y los surfistas disfrutan de algunas de las mejores olas del mundo en un extraordinario tramo de la Ruta Costera del Atlántico. Durante este post te explicaré una parte de la ruta, quizás lo más destacado, a mano de un tour organizado. ¿Te vienes conmigo?

Monasterio Kilmacduagh

Empezamos la excursión bien temprano en la mañana, más o menos salimos sobre las 6:30h desde Dublín. La emoción y la expectativa para el día de hoy era inmensa. Siempre había soñado en recorrer Irlanda, sus campos verdes y su patrimonio histórico me quitaban el sueño. 

Felices y con ganas de bajarnos en nuestra primera parada del día, el Monasterio Kilmacduagh. Se trata de un lugar que quizás no sea tan turístico pero que me sorprendió gratamente por su historia. No es más que un complejo monástico situado en el condado de Galway en Irlanda.

Lo más importante del lugar es la torre que se alza, pues es una de las más altas de Irlanda. Data de finales del siglo XI y una de las características más interesantes es que se encuentra inclinada. También, situada al lado de la torre se encuentra la catedral de Teampall que se encuentra en ruinas. Además, existe un cementerio que rodea la zona, bastante siniestro en un día lluvioso. 

Primera parada superada y con creces. Salimos muy contentos de la visita y sin saber lo que nos esperaba tras pocos minutos. Durante el camino, la Irlanda más rural se deja ver a través de campos verdes llenos de animales rumiantes que parecen saludarnos desde el autocar. 

Acantilados de Moher

En los acantilados de Moher podrás encontrarte en plena naturaleza y te dará la sensación que estás al borde del fin del mundo. Ciertamente, no es una idea fuera de lo normal y es que, antiguamente en Irlanda se creía que allí se acababa el mundo y es que tras Irlanda, el mar atlántico se adueña millas y millas hasta llegar al continente americano.

La naturaleza de la zona de los acantilados de Moher se conserva intacta, con muchas actividades para mantenerte ocupado y permitirte vivir la naturaleza a tope, al más puro estilo irlandés.

Empezamos nuestra excursión por un magnífico viaje en carretera. Al ser una isla tan pequeña, puedes viajar de las montañas al mar en pocos minutos. Eso significa que recorrerás distintos paisajes a cada cuál más increíble y bonito.

Se trata de una de las excursiones más solicitadas por las personas que viajan a Irlanda y con toda la coherencia del mundo. Un paisaje excepcional y único que no te podrás perder.

Los acantilados abarcan unos 8 Km a lo largo de la costa. Su altura va en ascenso desde los 120 m en el punto llamado Hag’s Head  hasta los 240 m, en su punto más alto. Su formación se remonta a hace 300 millones de años, en el periodo del Carbonífero Superior, cuando los acúmulos sedimentarios (arena, limo y barro) de un antiguo gran delta se fueron compactando hasta formar capas de roca y fueron desplazados hacia el norte por los movimientos de las placas tectónicas.

¿Qué ver en los Acantilados de Moher?

Existen muchas cosas qué ver en los Acantilados de Moher. A parte del increíble paisaje que es obvio una vez pisas la zona. Entre ellos, el Centro de Visitantes, la fauna y la flora de los Acantilados de Moher entre otras cosas.

-> Centro de Visitantes de los Acantilados Moher

El Centro de Visitantes, un moderno edificio integrado en una montaña en forma de cueva natural. Personalmente, me recordó a una casa propia de un Hobbit.

Te recomiendo iniciar tu excursión por los Acantilados de Moher entrando en este centro informativo para recorrer la zona conocida como exhibición de los Acantilados. Allí podrás descubrir la historia de esta impresionante formación rocosa, además de otros temas como el océano y la actividad del hombre.

La entrada cuesta dinero, aproximadamente 6 euros por persona, sin embargo, suele estar incluida en el precio si estás visitando los acantilados con un tour organizado.

-> Admira la fauna de los Acantilados Moher

En la actualidad son una zona natural de especial protección donde abundan las aves marinas entre otros animales. De hecho, existe un ave muy común en la zona que es el famoso frailecillo o puffins, los cuales se pueden ver en diferentes épocas del año. 

Los Acantilados de Moher albergan una de las mayores colonias de aves que anidan en acantilados de Irlanda. No en vano, en plena temporada de anidación (de abril a julio) pueden llegar a haber más de 30.000 parejas de aves marinas y pueden llegarse a ver más de 20 especies.

Además cuenta con la presencia de algunas especies que están en peligro de extinción, durante todo el año. Por ello se los ha reconocido como zona ZEPA (1986), Refugio de fauna de importancia nacional e internacional (1988) y cuentan con una Zona de Especial Protección que ocupa unas 200 ha (acantilados, pastizales y brezales, 200 m aguas abiertas frente los acantilados).

¿Te gusta la observación de las aves marinas? Pues a parte de poder avistar frailecillos, existen otras especies comunes como: Alcas, Gaviota tridáctila, Arao común, Fulmar boreal, Chova piquirroja, Halcón peregrino entre otros.

-> Observa la flora de los Acantilados Moher

La flora que alberga los Acantilados de Moher debe de ser resistente a todo tipo de clima. La vegetación que busca su espacio en estos acantilados se caracteriza por ser unas especies duras y resistentes a la fuerza de los vientos dominantes y a la delgadez del sustrato sobre el que se asientan. 

En la base del acantilado predominan las algas y los líquenes. Algo más arriba colonizan los musgos y las hepáticas y a partir de la mitad del acantilado, nos encontramos con flores silvestres y hierbas creciendo sobre los acúmulos de rocas y tierra de los desprendimientos.

-> Mirador de la Torre O´Brien en Moher

El mirador de la torre O’Brien quizás sea una de las postales más conocidas por todo el mundo. Deberás subir por el sendero que parte desde el Centro de Visitantes pero, no te preocupes, no te llevará más de 15  minutos. 

Se trata de una construcción en forma de torre que fue construida en 1835 para cumplir la función de un mirador para los ya por entonces numerosos turistas que concentraba los Acantilados de Moher. Quizás no tenga una historia interesante pero, merece la pena subir por las espectaculares vistas. 

The Burren

La visita a los Acantilados de Moher nos deja la boca abierta y con algo de pena por marchar de allí. Sin embargo, sabíamos que la aventura continuaba con otras visitas increíbles.

En el condado de Clare, el entorno cambia drásticamente. El Burren es un paisaje de piedra caliza kárstica con una fauna y flora únicas. La zona de The Burren es uno de los paisajes más curiosos que he visto nunca. Tras bajar del autobús y pisar el lugar, me pareció que en vez de estar en Irlanda me hubiera trasladado a la luna.

El terreno escarpado del Burren es famoso por su aspecto lunar, su piedra gris agrietada alcanza su punto máximo y se eleva en acres a acres.

Un ecosistema muy diverso aguarda a cualquier visitante en este rincón del Condado de Clare, dedicado a un Área Especial de Conservación por la UE.

También se trata de un lugar que es un fósil viviente. Las rocas más antiguas visibles en la superficie del Burren se formaron durante el período carbonífero. Estas rocas de piedra caliza se formaron en mares tropicales poco profundos, cálidos al sur de ecuador. 

Castillo de Dunguaire

Entrar en el interior de los muros de piedra del castillo de Dunguaire es como viajar al pasado. Este castillo del siglo XVI es un lugar popular para los banquetes medievales. Nos atrae la idea de disfrutar de buenos vinos, exquisita comida, un entorno histórico y muchos relatos, y Dunguaire no decepciona. Largas mesas de madera a la luz de las velas llenan la sala, escudos medievales adornan los muros y unos reyes son coronados en la mesa principal.

Una gran experiencia para quién lo pueda disfrutar. El banquete es una forma única de disfrutar de la vida en un castillo de la isla desde dentro. ¡Se podría decir que estamos viviendo un sueño medieval!

Galway

La ciudad de Galway se trata de una ciudad muy bohemia y chic al puro estilo irlandés. ¿Buscas una cultura bohemia fresca y tradicional en el borde del Wild Atlantic Way? Prueba con visitar Galway, uno de los destinos más agradables al borde del mar en Irlanda.

Galway tiene un toque bohemio típico del espíritu del oeste de Irlanda, básicamente es tranquila, relajada y festiva. Sede de la famosa Druid Theatre Company y Ciudad del Cine por la UNESCO, su extravagante escena artística atrae a visitantes de todo el mundo. 

Me parece que Galway es afortunada por encontrarse en un lugar tan privilegiado. Se trata de un lugar punto de partida, ya que, Galway tiene algunas de las atracciones más emocionantes de Irlanda justo en su puerta. Estamos hablando de los Acantilados de Moher, The Burren, las islas Aran y la belleza salvaje de Connemara. Muchas empresas organizan excursiones de un día para visitar algunos de estos lugares de interés. ¿Te lo vas a perder?

Cualquier momento es bueno para visitar la ciudad, que se guarda un as muy especial bajo la manga para 2020, con cientos de eventos previstos por ser otorgada como la Capital Europea de la Cultura.

Más y más curiosidades sobre la ciudad Galway. Se habla en toda irlanda de la famosa chica de Galway o Galway girl, muchas canciones dedicadas a la mujer de Galway y es que se cuenta que son las más bellas de Irlanda.

¿Porqué son tan famosas las mujeres de Galway?

La ciudad de Galway fue destino habitual de barcos españoles en los siglos XV y XVI por motivos comerciales. Muchos de estos españoles que llegaban a las costas de Galway hicieron su vida en Galway casándose con mujeres irlandesas. Se dice que producto de estas relaciones nacieron mujeres con cabello oscuro pero conservando los ojos azules típicamente del norte. Esta mezcla ha traspasado siglos haciendo de ello canciones tradicionales irlandesas.

Existe una canción tradicional llamada Galway girl de Steve Earle que quizás tengas suerte de escucharla cantar y tocar en algún pub tradicional de Irlanda. «La chica de Galway» cuenta la historia semi-autobiográfica de la reacción del compositor ante una hermosa chica de ojos azules y cabello negro que conoce en Galway, Irlanda. Te dejo un enlace para que puedas escucharla e inspirarte con la música tradicional irlandesa en tu próximo viaje a Irlanda:

Las 5 mejores recomendaciones para visitar los Acantilados de Moher

1 -> Si viajas en temporada de otoño, invierno o primavera deberás llevar ropa de abrigo pues la verdad, al estar al lado del océano Atlántico, la brisa marina es muy húmeda y muy fría.

2 -> También lleva un calzado cómodo pues el recorrido por los acantilados en parte se realiza por tierra, que en muchas ocasiones, puede estar llena de barro. Además subirás y bajarás colinas en varias ocasiones y puede ser que te sea incómodo llevar según que calzado.

3 -> Viaja en temporada baja, incluso en invierno, pues es ideal para visitar con más tranquilidad algunos de los lugares de interés más populares como éste. Además, estoy segura de que este mismo tour te costará más económico.

4 -> Vigila y ten mucho cuidado con el viento. En Irlanda y más concretamente en esta zona, el viento es traicionero en los Acantilados de Moher. Suele soplar con muchísima fuerza y es cambiante. No han sido pocos los que han muerto en un salto al vacío que nunca esperaron.

5 -> Llegad con tiempo a los Acantilados de Moher para encontraros menos turistas y para llegar con suficiente luz, puesto que, en invierno oscurece muy pronto. También te recomiendo recorrer los acantilados desde la parte izquierda, unos veinte minutos. Y luego dar la vuelta y llegar hasta la torre que está en el lado derecho. De esta manera, podréis haceros a la idea sobre los Acantilados de Moher sin pegaros una paliza de caminar.

¿NECESITAS UN SEGURO DE VIAJES PARA VIAJAR A IRLANDA?

Un Seguro de Viajes es aquello que te va a salvar de cualquier apuro que puedas tener con tu salud. Seguro que has escuchado la frase dicha ”más vale prevenir que curar” yo recomiendo a cualquier viajero contratar un Seguro de Salud antes de salir en su viaje.

Mondo seguros de viaje

Lo primero es lo primero. No puedes viajar sin contratar un seguro de viaje barato. Si te estás preguntando, ¿Cuál es el mejor seguro de viaje barato? Sin duda, te recomiendo MONDO Seguros de Viaje.

En MONDO disponen de una amplia cartera de seguros de asistencia en viaje. Todos ellos tienen la máxima calidad, servicio y precio con coberturas de diferentes tipos y niveles para cubrir todo tipo de viajes. Infórmate sin ningún compromiso. Reserva ya en este post sobre itinerario de dos días en Dublín.

¿TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO SOBRE LOS Acantilados de Moher?

Próximamente podréis continuar visitando mi web con otros posts sobre Irlanda como el de Dublín o los Montes Wicklow. De momento, podéis leer sobre otras capitales de Europa como Londres, Estocolmo y también Bruselas muy recomendados si estás planificando un viaje por Europa.

Hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os sea muy útil la entrada sobre los mejores pubs de Dublín si vais a viajar a Irlanda muy pronto. ¿Te ha resultado útil el artículo sobre los Acantilados de Moher? ¡Espero que sí! No dudes en compartirla con tus conocidos o recomendarla a aquellos viajer@s que viajarán próximamente a Irlanda.

¡Estaros atentos en las próximas entradas! ¿Habéis estado en Irlanda?



unachicatrotamundos

Soy una viajera empedernida. Sí, lo confieso. ¡Si pudiera me pasaría la vida viajando!
De momento, siempre he viajado acompañada, sobretodo con mi pareja pero también con familiares.

4 comentarios sobre “Acantilados de Moher o Cliffs of Moher ¿Quieres conocer unas vistas para recordar toda la vida?

  1. Excelente propuesta con excelente y brillantes sugerencias.
    Con tu permiso te paso enlace a un video que hice con una música que cree especial para recordarlo. De nuevo darte la enhorabuena por tu post, un placer leerte.

Deja un comentario