vall de núria

Excursión de senderismo a Vall de Núria desde Queralbs

La Vall de Núria se encuentra ubicada en el corazón del Pirineo de Cataluña. Es un valle en un lugar privilegiado rodeado de naturaleza, pero con una gran facilidad de acceso.

Es un valle pirenaico, que se encuentra más concretamente cerca de Queralbs en la provincia catalana de Gerona (España).

Un lugar perfecto para pasar un buen día en buena compañía. Un sitio para poder admirar la naturaleza más virgen que aún se puede encontrar en nuestras tierras.

vall de núria

Un lugar histórico, ya que, en el valle, más concretamente en el Santuario de la Virgen de Núria se redactó en el año 1931 el primer estatuto de autonomía de Cataluña.

Las actividades que se pueden realizar allí son varias. El desarrollo de deportes de montaña y de nieve en invierno son muy grandes.

El acceso a este maravilloso valle se puede realizar de dos formas. No obstante, primero tenéis que subir hasta Girona, más concretamente al pueblo de Ribes de Freser o de Queralbs depende si queréis hacer la ruta de senderismo o coger el cremallera.

Para ello, si sois de Barcelona podéis subir en coche, o bien, en FGC. Si sois de fuera podéis encontrar vuelos económicos en Skyscanner y luego, alquilar un coche o subir en el FGC.

La primera y la más económica para llegar a Vall de Núria, por no decir, gratuita, es a pie. La ruta de senderismo empieza en el aparcamiento del pueblo de Queralbs. La ruta aproximadamente (según los postes) son 3:45 horas. No obstante, según mi propia experiencia, con paradas y personas no acostumbradas a caminar mucho son 4 horas y media.

La subida es prácticamente cuesta arriba, por lo que, a no ser que seas una persona muy acostumbrada a caminar, es totalmente normal hacer paradas. Y sobre todo, si quieres hacer fotografías.

El camino es maravilloso. Montañas gigantescas, vegetación muy verde, ríos y cascadas de afluentes del río Freser.

Una vez llegas a Vall de Núria después de 4 horas y pico de ruta, con el cansancio y el calor.

Un mundo de sensaciones te invade desde el primer momento que ves el valle. Un entorno idílico e incomparable.

A parte de la naturaleza extraordinaria del lugar. Hay muchos más atractivos turísticos en el lugar. El Santuario de la Virgen de Núria, el lago artificial, la estación de esquí de Vall de Núria, el albergue Niu de l’Águila. Además de muchos itinerarios que parten desde esta zona.

Vall de Núria

Para los que el caminar tanto no sea una opción, no hay ningún problema. El valle es accesible también por medio de un ferrocarril de cremallera, el famoso Cremallera de Núria.

Me parece un poco caro las tarifas del cremallera, ya que, la ida y la vuelta desde Ribes de Freser cuesta aproximadamente para un adulto 24,80 €. Y aunque el trayecto si merece la pena, no deja de ser un trayecto corto de apenas 20 minutos de duración.

No obstante, existen descuentos si tienes el Carnet Jove, si eres menor de 15 años y si eres mayor de 65 años. Los niños de 0-3 años tienen la entrada gratuita. Haz click aquí si quieres ver todas las tarifas.

La ruta que parte desde Vall de Núria y que es quizás la más famosa es la ruta de senderismo que sube al Puigmal (2.913 m). El pico más alto de la región.

Durante la temporada de primavera, el deshielo provoca que los ríos y las cascadas se encuentren exuberantes.

Cuando la temporada de invierno se acaba y da la bienvenida a la primavera y al verano, empiezan actividades muy diferentes y para todos los gustos.

La Virgen de Núria

La Vall de Núria no sólo se compone de un lugar privilegiado entre montañas, sino que tiene mucha tradición en Cataluña.

Se dice que el santo San Gil, llegó al valle sobre el año 700. Residió allí durante cuatro años. Según cuenta la leyenda, el santo talló una imagen de la Virgen que escondió en una cueva al verde obligado a huir del valle cuando los árabes invadieron la Península. Junto al retrato de la virgen dejó una olla que era la que utilizaba para hacer la comida. Una cruz que presidía rezos y la campana con la que llamaba a los pastores que vivían en la zona.

Años más tarde, se data del año 1072, un peregrino, Amadeo, que provenía de Dalmacia llegó al valle en busca del retrato de la Virgen según una revelación divina.

Allí, en ese mismo valle, construyó una pequeña capilla a la que acudían muchos peregrinos. En 1079 encontró la imagen, junto a la cruz, la campana y la olla. Y trasladó todos los objetos a la capilla.

Hoy en día, la talla en madera de la Virgen de Núria se data entre el siglo XII o siglo XIII. Actualmente, la imagen se encuentra restaurada. No obstante, antiguamente tenía un color negruzco provocado por el paso del tiempo, pero este color hizo que comúnmente se le llame la moreneta del Pirineu.

Con esta historia, han llegado muchas tradiciones al lugar. Por ejemplo, las mujeres que desean tener descendencia colocan su cabeza bajo la olla de San Gil y hacen tocar la campana. Cada sonido de la campana representa un hijo con el que se espera que la Virgen la bendiga.

Los pastores consideran a la Virgen de Núria como la patrona de la fertilidad. Además, desde 1983 que se considera la patrona de los esquiadores catalanes.

El Santuario

Pocos años después de la época en la que Amadeo llegó a Núria tras la talla. En el año 1087 el Valle de Núria fueron cedidos al monasterio de Santa María de Ripoll por Guillem Ramón de Cerdaña.

No se sabe exactamente cuándo se fundó el santuario. No obstante, en el año 1162 el valle ya contaba con un albergue que servía como refugio y hospital para los pastores de la zona. También había una capilla dedicada a Santa María.

Durante varios años hubieron incidencias en la zona. Un terremoto que destruyó el albergue y la capilla, varias reconstrucciones y varias ampliaciones.

La iglesia que actualmente encontramos se inauguró en el 1911. Y años después se construyó el famoso hotel.

En este hotel ocurrió algo importante para Cataluña. Aquí fue donde se redactó el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 1931.

La talla de la Virgen huyó a Francia durante la Guerra Civil española para salvarla así de la quema de objetos religiosos. La imagen terminó oculta en el país Suizo hasta el año 1941, en el que regresó a su lugar, el Valle de Núria.

Vall de Núria

¿Qué más puedo visitar cerca de Vall de Núria?

Cerca de Vall de Núria, los pueblos colindantes son todos típicos de zonas de alta montaña. Los pueblos son Toses, Planoles, Campelles, Queralbs, Pardines y Ribes de Freser.

Desde Ribes de Freser (o desde Pardines) se puede realizar una muy buena excursión también. La excursión se llama la cima del Taga (2.040 m).

Rutas de senderismo más famosas de la región

  • Por Campelles y Ribes de Freser bajo la mirada del Taga.
  • Subida al pico Puigmal (2.913 m) por Fontalba.
  • Taga (2.040 m) desde Pardines
  • GR 11 – Etapa 10: Santuario de Nuria a Planoles.
  • GR 11 – Etapa 11: Planoles a Puigcerdà.

¿Dónde me alojo?

Tenéis varias opciones para hospedaros en la zona. Opciones más caras y más baratas como en todas partes.

Nosotros nos alojamos en el pueblo cercano de Ribes de Freser. Más concretamente en el Hostal Porta de Núria durante dos noches. Haz click aquí para ver el hostal.

El hostal nos gustó bastante. Las habitaciones son amplias, limpias, dispone de dos camas, una doble grande y una individual. El baño muy grande, con bañera. El personal muy agradable y atento.

Los desayunos estaban bien también, un desayuno continental. Variado, para todos los gustos, dulce y salado. Eso sí, el desayuno se servía durante una hora, de 9h a 10h, me parecía un poco justo y que deberían de ampliar una hora más el horario, por ejemplo, de 8h a 10h como hacen en muchos otros establecimientos.

No tengo apenas aspectos negativos del hostal. Lo único que no me gustó fue que no había ascensor. Pero realmente no tiene muchas plantas, por lo que, tampoco importa demasiado.

La verdad es que lo recomiendo mucho. No obstante, podéis buscar otras opciones de alojamiento en el banner de Booking de aquí abajo.

Booking.com

La Vall de Núria en invierno

El valle tiene en su interior una estación de Esquí, que la hace totalmente suya. La estación no es muy grande, pero dispone de once pistas de esquí alpino, con varias categorías de dificultad.

También dispone una pista especial para trineos, para todas las edades. En definitiva, muchos kilómetros de pistas de esquí y pistas destinadas a otras actividades de nieve. También de un bar con una zona de picnic muy bien equipada. Consignas con vestuarios para poderte calzar las botas o ponerte la ropa de esquí. Hay una tienda, alquiler de material y una escuela de esquí y snowboard.

Las pistas de esquí son muy familiares, también ideal para los principiantes, puesto que, el entorno está muy controlado.

Además, destaca por los precios de los forfaits que son muy asequibles, aproximadamente 24 euros para adultos con la compra online.

Muchas veces, en el precio del forfait incluye el propio billete de cremallera que puedes coger tanto en la estación de Ribes de Freser o en la de Queralbs.

Lo bueno que tiene el cremallera es que los horarios son muy amplios. Salen muy temprano en la mañana sobre las 7:50 y llegan a las estaciones hasta las 21:15 de la noche. Por lo que se puede aprovechar muy bien el día.

No obstante, para los que no son amantes del esquí, también hay actividades para ellos. Existe la posibilidad de realizar circuitos con Raquetas de Nieve. Tiro con arco y buceo bajo el hielo en el lago. Además de tubbys, trineos, tirolinas, etc. Nadie queda indiferente en Vall de Núria.

La Vall de Núria en primavera y verano

Las actividades que se llevan a cabo en este valle en la estación de primavera y veranos son muy diferentes.

Durante la época del buen tiempo, del sol y del calor podéis realizar actividades de equitación. Podéis realizar paseos en barca o canoa, aprovechando el deshielo del lago.

Hay actividades para todos, tanto para niños como adultos. Hay los minigolf, el tiro con arco, visitas guiadas y de senderismo, circuitos de orientación, trek y walk, rutas a caballo.

Vall de Núria

Más propiamente para los niños hay un parque lúdico, el cau de la marmota, actividades con los ponis, la granja con animales y exposiciones.

Mi experiencia

A pesar de ver muchas fotografías a lo largo de los años de Vall de Núria, no me había planteado visitarla hasta esta Semana Santa 2017.

Fuimos mi pareja y yo como escapada y nos alojamos en el cercano pueblo de Ribes de Freser, ya que, nos parecia lo más comodo.

Al día siguiente, tomamos rumbo hacia Queralbs, a pocos kilómetros de Ribes de Freser. Para coger allí la ruta de senderismo que parte en unas horas hasta Vall de Núria.

La ruta de senderismo es muy cansada, pero tiene la ventaja de ver el maravilloso paisaje insitu, vivir el momento y llegar a tu destino final, aunque sea con mucho esfuerzo.

Es toda una hazaña que compensa al llegar y ver el verde valle. El tiempo no nos da para mucho, nada más para visitar el santuario, caminar por la zona y realizar fotografías.

Luego, partimos otra vez por el camino de senderismo hasta Queralbs. Nos esperan 3:30 horas de vuelta, pero que afortunadamente es de bajada.

Llegamos a Queralbs, cogemos el coche y nos vamos a nuestro alojamiento el hostal Porta de Núria. Eso sí, hechos polvo.

Para finalizar la experiencia, podéis disfrutar de una recopilación de vídeos que junté para que podáis ver la naturaleza maravillosa de esta zona.

Y sobre todo, que os animéis todos los que podáis a visitar el Valle de Núria y los pueblos de alrededor.

¿Alguno de vosotros ha estado en Vall de Núria?



IMG_0164

Morella y su imponente fortaleza

Durante este mes de Agosto he estado conociendo algunos lugares de Francia y España, principalmente entre Cataluña y Valencia.

Hoy os voy a contar mi visita y mi experiencia de un día en Morella, una ciudad fortificada en un lugar precioso. La visita la realicé junto a mi novio y suegros, incluido el perro de la familia, Goku.

Morella es un municipio español que se encuentra en la provincia de Castellón, dentro de la Comunidad Valenciana. El pueblecito se encuentra en la montaña rodeado de una naturaleza con mucha belleza, ahora bastante seca por el mes de agosto, y las pocas lluvias que han habido este verano en gran parte de España.

La fortaleza militar que rodea la ciudad y el castillo está construido aprovechando la roca natural llamada ”La Mola”, por ello se encuentra en una situación privilegiada y un sitio muy estratégico. El castillo, muy importante en cualquier guerra o batalla en España, no hubo guerra o batalla que se libró en España que no tuviera presencia en el Castillo de Morella, la guerra de las Germanias, la guerra de Sucesión, la guerra de la Independencia y las guerras carlistas, todas ellas dejan huella en este magnífico enclave.  

El Castillo también fue testigo del paso de los personajes más importantes de nuestra historia, Abderraman III, el Cid, Jaume I, el rey Fernando de Antequera, el Papa Luna, San Vicente Ferrer, el príncipe de Viana y el general Cabrera, sus acciones y sus palabras forman parte de su historia.

IMG_0164

Nosotros llegamos a Morella desde el Delta de l’Ebre donde nos estábamos alojando por unos días, y más o menos tardamos dos horas en llegar con el coche. El camino se hace encantador porque atraviesa montañas, y los pueblecitos que te encuentras son preciosos y muy rurales.

Llegamos a Morella y dejamos el coche en un parking en lo alto de la ciudad que si no recuerdo mal valía 2,5 euros todo el día. El interior del pueblo es peatonal por lo que el coche lo debéis dejar fuera. 

IMG_0220

Sus calles, muy bien cuidadas, están llenas de pequeñas tiendas de productos de la zona, principalmente de todo tipo de quesos caseros, y del famoso jamón de vaca.

Las casas típicas, con balcones de madera. Las calles están empedradas por lo que le da un aire medieval muy encantador. 

Nos adentramos por las calles para subir al castillo, la atracción turística principal del lugar, todo está muy bien indicado es imposible perderse.

Llegamos a la entrada del castillo. El precio  son adultos 3,50€. Pero hay descuentos, vale 2,50€ si eres mayor de +65 años, 6-16 años, estudiantes -25 años, carnet joven, y discapacitados. Si sois grupos de + 25 personas, 1,50€. Y los niños menores de 6 años acompañados por un adulto, la entrada es gratuita. 

Está permitido entrar perros, por si eres como nosotros y te gusta llevarte a los perros a todos lados. 

IMG_0213

Lo primero que vemos al entrar es un claustro precioso. Con una gran variedad de plantas, sobretodo rosales en su interior. Incluso se haya un pozo, que me imagino que estará vacío. 

IMG_0163

Desde aquí abajo podemos realizar unas fotos ”artísticas” del castillo aprovechando los arcos del claustro.

IMG_0159

Ahora, toca subir hasta arriba. Son las 12 del medio día, y hoy hace un día muy muy caluroso típico del mes de Agosto. ¡Nos vamos a asar!

Las vistas mientras subimos por la muralla no tienen precio. Y aunque el calor es sofocante merece la pena, eso si siempre haciendo descansos y bebiendo mucha agua.

IMG_0169

Aprovechar para descansar en una de sus sombras al lado de las murallas con diminutas ventanas, y porque no, tomarse unas fotos de recuerdo.

IMG_0175

Seguimos la caminata hacia arriba, apta para niños y más mayores. Aunque recomiendo hacer la ascensión más temprano o luego a la tarde con la fresca.

IMG_0168

En el área del castillo han aparecido restos prehistóricos; ibéricos y romanos. Declarado Bien de Interés Cultural. Durante la visita al castillo encontraréis una sala donde explica información detallada del castillo, muy interesante si te gusta la historia y para los niños.

Nos encontramos de cara con uno de los dos cañones que hay en la muralla. Además de una cúpula morada preciosa que se ve desde una de las ”ventanas” del castillo.

Llegamos al último paso de la subida, los 92 escalones que suben a la cima. En esta parte superior fue donde el castillo sufrió modificaciones en la guerra de Sucesión y durante las guerras carlistas, siendo bombardeada en 1813.

Desde arriba unas vistas impresionantes del paisaje.

Descansamos un rato, menos mal que hay unos bancos a la sombra. Mas o menos tardamos 1 hora y media en subir hasta arriba del todo, contando las paradas que hacíamos para descansar y tomar fotos. 

Bajamos y nos paramos otra vez en el claustro, por allí se entra y por allí se sale no tiene pérdida. Fotillo con Goku, que mira para otro lado y que está muerto de calor. 

IMG_0218

En la bajada tardamos bastante menos porque no nos paramos. Estamos hambrientos y paramos en un bar con espacio y sombra para sentarnos con el perro. Después de comer unos bocadillos…

¿Qué más podemos hacer en Morella?

Podéis visitar desde iglesias, conventos y ermitas, e incluso el ayuntamiento de Morella. Las calles con casas Solariegas y sus tiendas de productos típicos de la zona.

IMG_0219

La Iglesia de Santa María, la Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor es un hito obligado para los amantes del arte y de los monumentos religiosos. También están la Iglesia de Sant Joan, de Sant Miquel, y de San Nicolás.

Luego hay un convento, que es el convento de San Francisco. Lo más significativo del conjunto es la Sala Capitular, donde hay una pintura al fresco, en la que se representa la Danza de la Muerte del siglo XV. La iglesia del convento data del siglo XIV, y fue recubierta de estilo neoclásico en 1800. Hoy se puede apreciar el estilo gótico original.

También está la Ermita de Santa LLúcia i Sant Llàtzer. La cofradía de Sant Llàtzer, fundada en 1280, construyó ésta ermita en 1286; esta cofradía tuvo como principal función la asistencia a los leprosos, (cagots, en valenciano), que eran recogidos y asistidos en esta ermita.

A las afueras también se encuentra el Acueducto de Santa Lucía. Constituye una obra considerable de la ingeniería civil gótica del siglo XIV, por la que llegaban las aguas de las fuentes de “Vinatxos” y del “Aljub” hacia la “Font Vella” de Morella.

IMG_0203

Seguro que hay más cosas que visitar por la zona, pero este fue nuestro recorrido para un día. A nosotros nos encantó el pueblo, para mi era la primera vez que lo visitaba pero mis suegros han ido en varias ocasiones porque realmente merece la pena.

No os podéis ir del pueblo sin probar los flaons de Morella, unos dulces una especie de pequeños panecillos dulces rellenos de requesón (como mató) y almendra. Y también si podéis probar el jamón de vaca porque tiene un sabor muy diferente al cerdo. 

Hasta aquí la entrada al blog de Morella, espero que os animéis a ir algún día. ¡Hasta pronto Morella!

IMG_0214