IMG_9355

Algarve, el sur de Portugal

Al día siguiente, cogemos el metro en Rossio para ir a coger el autocar que nos llevará al sur de Portugal, el Algarve, concretamente a Lagos. Llegamos a la estación de buses de Sete Ríos y nos dicen que el bus que sale en media hora está lleno y que tenemos que esperar al siguiente que es de aquí cuatro horas. Eso nos pasa, por no reservarlo antes por internet. ¡Consejo! reservar por internet todos estos billetes en la misma página de la compañía, Eva o Rede-expressos, que además vale lo mismo comprarlo por internet que en persona en la taquilla.

¿Qué hicimos durante esas cuatro horas? Pues nada. El cansancio se apoderó de nosotros e hicimos bastante el vago, menos mal que había Wi-Fi en los andenes.

Después de cuatro largas y aburridas horas nos subimos al autocar, muy nuevo y espacioso por cierto. Y nos esperan 5 horas más de viaje hacia Lagos.

El paisaje en el trayecto es muy bonito, pasas por el puente de 25 de Abril, también al lado de la escultura de Jesucristo tan famosa de Lisboa, parece que nos hubiéramos trasladado a Brasil.

Además se pueden observar muchísimos nidos con parejas de cigüeñas y campos llenos de rebaños de cabras.

Llegamos a Lagos de milagros, porque no se nos ocurre otra cosa que bajarnos en la parada de Laos, pensando que Laos era Lagos en portugués…se nos cruzaron los cables, menos mal que el conductor nos dijo, que si nosotros no íbamos a Lagos, que esta no era la parada.

Llegamos a Lagos, súper tarde, quedan 10 minutos para que cierren la sucursal de Europcar de Lagos y nosotros tenemos una reserva hecha. Corriendo calle abajo con las maletas en busca de la sucursal, menos mal que la teníamos localizada…estas cosas creo que solo nos pasan a nosotros.

Recomiendo mucho reservar a través de un comparador tipo Auto-Europe para encontrar la mejor oferta y el alquiler de coches más baratos.

Llegamos y cogemos el coche rumbo a los apartamentos, por fin apartamento…me encantan los apartamentos y el poder cocinar a nuestro aire, con nuestra neverita con refrescos.

En esta ocasión nos hospedamos en ‘’Apartamentos turísticos Marsol’’ y lo reservamos por Expedia. Son bastante caros de lo que estamos acostumbrados a pagar, pero la verdad, si soy sincera merecieron mucho la pena no tenemos nada negativo al respecto, limpio, espacioso, una bonita piscina, aparcamiento de sobra, buena ubicación, etc.

Podéis encontrar vuestro alojamiento perfecto en el Algarve, Portugal a través del buscador de Booking de aquí abajo.



Booking.com

Además se encuentra a 5 minutos de las playas más famosas de la zona y que recomiendo mucho: Praia Dona Ana, Praia do Camilo, Praia do Pinhão y Praia dos Estudantes. Y también a 10 minutos en coche podéis llegar hasta el Faro da Ponta da Piedade y los famosos acantilados.

algarve

Los siguientes días lo dedicamos a ver todas esas playas tan hermosas. La primera la Praia do Camilo, una playa preciosa pequeñita pero, con sorpresa porque hay un trocito más de playa al lado que comunica con un pequeño túnel que atraviesa un acantilado.

IMG_9255

Nos acercamos al agua y… ¡está congelada! No había sentido un agua tan fría en mi vida me dolían los pies con el contacto del agua, con lo friolera que soy yo ¡Madre mía que frío el Atlántico! Más que bañarnos, nos remojamos un poco y aprovechamos para hacer fotos en las cuevas.

IMG_9274

Por las tardes, tranquilamente en la piscina, tomando el sol y comiéndonos un heladito, ¿Suena bien eh?

Al día siguiente y al otro más playa. Visitamos la Ponta de Piedade al atardecer para ver el Faro.

algarve

Y también los acantilados que son impresionantes y que bonito el color del mar con la puesta de sol.

IMG_9335

Después de unos cuantos días de relax de playa en playa y de playa a piscina, cambiamos de ruta y nos dirigimos a Fuseta cerca de la ciudad de Faro.

Allí nos esperan Susan y Andrew los dueños de nuestro próximo hospedaje reservado por Airbnd.

Fuseta es un pueblo costero muy pequeño, pero aun así tiene mucho encanto. Está rodeado del Parque Natural de la Ria de Formosa.

IMG_9355

Visitar el Parque Natural de la Ria de Formosa es una gran idea si viajas al sur de Portugal. Y constituye una de las 7 maravillas naturales de Portugal. También es un paraíso para los observadores y amantes de  las aves. Se pueden observar aves como el calamón, flamencos, avocetas, cigüeñuelas, entre otras muchas.

Las playas por allí no son las típicas de acantilados de la costa sur del Algarve. Pero la zona es mucho más tranquila para ir a la playa y para todo.

Pasamos tres días maravillosos recorriendo este parque natural. El último día decidimos arreglarnos para ir a cenar a Tavira.

Por la zona es casi de visita obligada ir a Tavira, una ciudad costera que se encuentra muy cerca de la frontera con España. Nosotros lo visitamos una tarde y nos quedamos a cenar por el centro. Es precioso perderse por sus callejuelas y pasar por el puente romano. Para mí la ciudad con más encanto del Algarve.

Si estáis por la zona y os da tiempo podéis ir de excursión a Prego do Inferno. A nosotros no nos dio tiempo pero nos hubiera gustado ir.

Si hubiéramos sabido antes de viajar al Algarve que la zona de Fuseta, Tavira, y en general todos los pueblos y ciudades que se encuentran alrededor del Parque Natural de la Ria de Formosa nos quedamos más tiempo allí y menos en Lagos.

algarve

Lagos es una zona muy bonita, con las típicas playas de postal, pero ya en el mes de junio hay mucho turismo y las playas empiezan a estar a reventar, no me quiero imaginar las playas en el mes de Agosto…

Si os gusta el turismo tranquilo, como a nosotros, miraros la zona de la Ria de Formosa, no os defraudará.

Pero sin duda el sur de Portugal tiene zonas para todos los gustos.

Después de pasar tres días en esta maravillosa zona, nos dirigimos al aeropuerto de Faro para dejar el coche rentado. Luego fuimos a coger un bus para seguir nuestra aventura. Próxima parada -> Sevilla. Sigue leyendo el post de la ciudad de Sevilla para curiosear como nos fue.



Lisboa

Lisboa ”Una ciudad de miradores”

Llegamos al aeropuerto de Barcelona a las 5:00 de la mañana, nuestro vuelo sale a las 6:45. Viajamos con la compañía TAP Portugal.

Hace tres días que llegamos de África, y nos metemos en otra aventura. Nuestro viaje va a consistir en visitar Lisboa – Lagos – Faro – Fuseta – Sevilla – Huelva (Parque Natural de Doñana) – El Rocío, y todo esto en 12 días.

Llegamos a Portugal en dos horas de avión como mucho con la compañía TAP Portugal. Nos encanta la compañía, nos dieron de desayunar, cosa que, nos sorprendió mucho, ya que, los vuelos nos costaron bastante baratos.

Cogemos el transporte público hacia nuestro alojamiento. Ibamos un poco perdidos por los buses y por los metros pero al final, preguntando se llega a Roma (o eso dicen).

El alojamiento que reservamos fue el hostal ‘’Alojamiento Local Santo Tirso’’ que se encuentra muy céntrico de la parte histórica de la ciudad justo en la plaza Rossio.

Puedes reservar tu propio alojamiento ideal en Lisboa, Portugal a través del banner de Booking de aquí abajo.



Booking.com

Nos instalamos y rápido nos vamos a recorrernos las calles. La primera impresión, que hay mucha gente, las calles están muy llenas. No me imaginaba que Lisboa iba a ser tan turística. Pasamos por el arco de la Rua Augusta y acabamos en la Praça do Comércio y por el paseo que va bordeando el mar, y metiéndonos en callejuelas de la ciudad.

En Lisboa no hay muchísimas atracciones turísticas como lo puede haber en otras ciudades, por lo que, puedes planificarte bien en pocos días y verlo todo con tranquilidad.

IMG_9172

Por la tarde subimos al castillo de San Jorge. Andando no es mucho, personalmente pienso que es tontería coger un autobús para subir hasta arriba, aunque todo depende de vuestra condición física y de las ganas de andar que tengáis. Merece la pena ver las callejuelas empedradas y la catedral de Lisboa.

IMG_9181

Llegamos al castillo, y pagamos aproximadamente 7 euros por entrar con descuento de estudiante. La entrada de adulto normal creo que eran 10 euros.

IMG_9222

Correteamos todos los rincones del castillo entero. Tampoco es tan grande así que una visita de un par de horas es más que suficiente.

img_9225

Muy recomendado ver el castillo al atardecer, ya que, puedes hacer fotos de la ciudad impresionantes, además hacen conciertos y espectáculos.

IMG_9234

Más increíbles vistas… con el Puente 25 de Abril al fondo ¡Qué bonito atardecer!

IMG_9227

Salimos del castillo, y nos disponemos a bajar las calles otra vez hasta el centro de Lisboa. Encontramos miradores escondidos entre las calles de bajada.

Cenamos en un restaurante que hay por las callejuelas. Todos tienen lo mismo que si pizzas, pastas, paellas, mariscos, lo único que algunos son más caros que otros depende si estás en zona más turística o menos. Recomiendo alejarse un poco de las plazas y zonas más turísticas porque las pizzas valen entre 10-13 euros pero hay restaurantes un poco más alejados que todas las pizzas están a 8 euros.

Lo que no nos gustó es que cuando se acerca la hora de comer y/o cenar te avasallan para que te sientes a comer en su restaurante, y se hace pesado que te vayan parando 10 veces por cada calle. Vamos al hostal y a descansar.

Al día siguiente, cogemos el tranvía y nos dirigimos a ver el monumento de los descubrimientos, monasterio de los jerónimos, y la torre de Belém.

El monasterio de jerónimos un monumento majestuoso y enorme que no os podéis perder. Enfrente un parque muy bien cuidado lleno de flores y bancos.

IMG_9194

Al otro lado de la carretera, cruzamos y nos encontramos con el monumento de los descubrimientos y el magnífico puente del 25 de Abril al fondo.

Seguimos paseando y acabamos en la Torre de Belém. Da gusto pasear al lado del mar, hay un camino que es peatonal y otro que es para ir en bicicleta, perfecto para pasear tranquilamente. Alrededor de la torre unos jardines perfectos para descansar en el césped a la sombra de algún árbol.

IMG_9204

Los famosos pastéis de Belém, tenéis que probarlos. Pero…os voy a dar un gran consejo. Los pastéis de Belém no solo se venden en la tienda ‘’famosa’’ de al lado del monasterio de los Jerónimos. En esa tienda te los venden muchos más caros y normalmente hay muchísima cola para ir a comprarlos porque todos los turistas van allí. Bien, pues los famosos pastéis de Belém se pueden encontrar en la mayoría de pastelerías a un precio mucho más económico solo que en vez de llamarse pastéis de Belém se llaman pastéis de nata, pero es exactamente lo mismo. Incluso si vais a la zona del Algarve también venden los pastéis de nata.

Pastéis de Bélem = Pastéis de Nata

Están muy muy ricos, pero tampoco vale la pena gastarse un dineral si puedes comprar lo mismo en otros sitios, ¿verdad? ¡Como vosotros veáis!

Después del paseo por las afueras de la ciudad, volvemos al centro para comer y volver a meternos por callejuelas. Subimos a varios miradores gratis que tiene la ciudad, donde se pueden ver unas vistas preciosas de la ciudad. No os quedéis solo con el elevador de Santa Justa, porque hay otros miradores gratis en la ciudad con vistas estupendas.

IMG_9231

Acabamos rendidos en la habitación del hostal pero muy felices de haber pasado dos días en Lisboa y poder haber visto tantas cosas. Los próximos días nos espera sol, playa, arena y piscina.

Sigue leyendo el post del Algarve para ver cómo nos fue los siguientes días en el sur de Portugal.