_MG_0407

Ait Ben Hadu y Oarzazate ”La puerta del desierto”

Oarzazate o Uarzazat es ‘’la puerta del desierto’’ una ciudad que se encuentra muy cerca de los montes Atlas y del valle del río Draa. También es una ciudad donde se encuentran los estudios cinematográficos más importantes de todo Marruecos. En toda la zona se han grabado películas muy famosas como: La guerra de las galaxias (1977), La momia (1999), Gladiator (2000), etc.

_MG_0439

Quedamos con la compañía que nos llevará a la excursión a las 6:00 de la mañana en un punto concreto cerca del Riad. Como algunos riads quedán en callejuelas de la medina, no nos pueden venir a buscar justo a la puerta.

Recordad que nos alojamos en el Riad Sidi Mimoune puedes ver el alojamiento en Booking haciendo click aquí.

También puedes buscar tu propio Riad o alojamiento perfecto barato a través del banner de aquí abajo.



Booking.com

Aún es de noche en Marrakech, pero pacientes esperamos. Estábamos muy cagados porque después de la excursión a Essaouira, madre mía, si no lo habéis leído el post os invito a hacerlo porque no tiene desperdicio. Ya estábamos cruzando los dedos para que no llegaran tarde.

Llevamos media hora de retraso y empieza a amanecer. Aprovechamos para desayunar rápido pan con chocolate porque a esa hora en el Riad no nos han podido preparar nada.

Ya es de día y el coche no ha aparecido ya va una hora de retraso. Ya empezamos a estar impacientes, ¿Vendrán, no vendrán? Intentamos contactar con la compañía pero con nuestros móviles no nos lo cogen.

Una hora y media, estamos a punto de desertar muy cabreados. De repente aparece una furgoneta de las que llevan a turistas a las excursiones solo con el conductor, no parecía que esperara a nadie, no sé muy bien que hacia allí, pero fuimos hacía él con la esperanza que quizás nos pueda ayudar.

El hombre fue muy amable, los llamó con su móvil y a él se lo cogieron a la primera. Habló con ellos y resulta que se habían olvidado de nosotros, que el coche de la excursión ya estaba a las afueras de la ciudad con todos los turistas. Pero que nos iban a venir a buscar.

Bueno, todo solucionado, supongo. Vino a buscarnos una furgoneta vacía, y esta se encargó de llevarnos a la furgoneta de las afueras con todos los turistas. Y allí estaba, parada en la cuneta esperándonos. Al final 2 horas de retraso, ¿Esto pasa en Marrakech continuamente o somos nosotros que somos gafe?

En fin, ya en la furgoneta con todos los demás turistas cabreados por el retraso que llevábamos.

El viaje duraba aproximadamente 5 horas, esperamos que hagan paradas porque encima la furgoneta no era tan nueva como la de Essaouira, sino que es muy antigua y lo peor de todo, no había aire acondicionado ni se podían abrir las ventanas. Nos dirigimos a ‘’la puerta del desierto’’ y no hay aire acondicionado ni ventanas, y encima va la furgoneta llena…madre mía ¡nos vamos a cocer!

Menudos 200 km nos esperan.

Hacemos la primera parada en el Atlas en una especie de cafetería-restaurante. Aquí se está bastante más fresquito, ya se nota en la vegetación.

marruecos

Más adelante nos paran en un puesto de fósiles y minerales. Aún en el Atlas podemos estirar las piernas. Cruzar parte del Atlas no es cualquier cosa, son varias horas.

marruecos

Seguimos con la ruta, de momento el calor en el microbús se soporta, pero ya veremos cuándo nos acerquemos al desierto.

_MG_0370

Menudas carreteras, todas son con curvas. Más adelante nos acercamos ya a zona árida, se nota que ya vamos pasando y dejando atrás los montes Atlas. Esta zona es muy famosa por las carreteras de curvas ‘’Tizi n’Tichka’’. Hacemos una parada para tomar el aire, estirar las piernas, y hacer unas fotos.

IMG_0389

La próxima parada ya será Ait Ben Hadu, ‘’la ciudad fortificada’’ y esto merece una visita sí o sí. Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco, donde se han realizado varias películas: Jesús de Nazareth (1977), La momia (1999), Gladiator (2000), Alejandro Magno (2004), Sahara (2005), Babel (2006), Prince of Persia: The Sands of Time (2010).

_MG_0407

Nada más bajar del microbús, un aire cálido y un sol que te achicharra. Llegamos sobre las 12 de la mañana, o sea que podéis imaginaros el calor que hace. Se nos acerca un guía que está incluido en el precio menos las propinas. También podéis visitar por libre y quedar a cierta hora en el microbús, pero después del percance de esta mañana, mejor no aventurarnos y seguir al grupo. Pasamos por la parte nueva, que es donde vive la gente, para cruzar el río que se encuentra seco a estas alturas del año, y llegamos a la parte vieja que es realmente lo que se visita.

Nos explican muchas cosas, la verdad es que la visita se hace tranquila, pudiendo hacer fotos, parando para descansar. No olvidemos que hay que subir una pequeña montaña. Lo único que no me gustó mucho, es que casi todas las casas que se encuentran en la zona vieja son tiendas para turistas, está súper masificado de esto y cada dos por tres te van llamando la atención para que compres.

_MG_0445

Merece mucho la pena llegar a arriba del todo, porque se ven unas vistas espectaculares.

Después de la visita, nos llevan al restaurante típico donde van todos los turistas, y que es bastante caro para ser Marruecos, no sé si el menú eran 15 o 20 euros, muy muy caro para nosotros (vale más cara la comida que una noche en nuestro Riad), nos pareció un abuso. Así que decidimos comer en otra parte, para abaratar el presupuesto. Nada más salir de ese restaurante, en la misma calle ya hay varios sitios donde comer, especies de kebabs y cosas así mucho más económicas.

Después de la comilona volvemos al restaurante, a los lavabos y a descansar un rato, y a esperar a los demás. Luego subimos al microbús y de camino a Oarzazate.

A estas alturas, en pleno mediodía el calor se hace insoportable, incluso tuvimos mareos y todo. Menos mal que al poco, llegamos a Oarzazate.

En Oarzazate nos paran cerca del casco antiguo, enfrente de los estudios cinematográficos más famosos. Típica parada que a la gente le gusta hacer para ver los decorados, etc.

Aquí nuestro grupo se separó un poco, porque habían que querían ir a ver los estudios (incluido nosotros) y otros a visitar el casco antiguo. Así que nos dividimos, y nosotros fuimos hacía los estudios. Resultó estar cerrado al público porque estaban en grabación. Vaya desilusión, teníamos muchas ganas de ver los estudios, en fin. Visitamos un poco del casco antiguo, y nos volvemos al microbús.

La vuelta a Marrakech se me hizo larguísima, porque no paramos tanto por el camino, y el calor que hacía dentro del microbús era horrible.

Recuerdo quedarme dormida bastante parte del trayecto porque cuando me levanté ya era de noche y faltaba poco para llegar a Marrakech. Menos mal, que me dormí porque de verdad os digo que la calor era matadora…

Aun así, la excursión mereció la pena sin duda porque ver Ait ben Hadou y Oarzazate son ciudades muy interesantes y si os dirigís al desierto, no dudéis en hacer unas paradas aquí.  



Marrakech

Marrakech “Una ciudad de colores y especias´´

Cuando pienso en Marruecos, pienso en colores vivos y olor a especias. Y no me equivocaba antes de ir a Marruecos, el recuerdo que se me queda después de haber ido es ese unos colores que se graban en la retina y unos olores que no se olvidan.

Koutubia

Nuestro viaje a Marrakech lo hicimos a finales de Agosto de 2014.  Viajamos con la compañía Ryanair que por aquel momento era la compañía que viajaba más barato a Marruecos desde el aeropuerto de Girona.

Si vives en Barcelona te plantas más o menos en Marrakech en tres horas en avión. Un viaje tan corto, que parece mentira que puedan cambiar tanto el paisaje y la cultura.

Marrakech ‘’la ciudad roja’’ es una de las ciudades imperiales de Marruecos. Y posee el mercado tradicional más grande del país y la plaza más concurrida de toda África. En el centro histórico, en la medina se encuentra la mayoría de cosas para visitar.

IMG_0016

La medina está llena de antiguos palacios y mezquitas. La mezquita Ben Youssef, la mezquita Kutubia, el palacio Dar el Bacha, el palacio Badi, el palacio de la Bahía, las Tumbas Saadíes y la plaza Jamaa el Fna son las visitas más típicas.

También para los amantes de los museos tenéis el Dar Cherifa, Musée Dar si Said, Musée de Marrakech y el Musée du Jardin Majorelle, aunque hay alguno más.

La llegada al aeropuerto de Marrakech fue por la mañana. Ya nada más salir del avión ya podréis notar el calor y el bochorno que hace, normal, estamos en un país con parte de su superficie desértica.

En el aeropuerto tenéis que pasar por migración donde os sellarán el pasaporte y tendréis que entregar unos papeles con información tuya y de tu viaje. No hay visado para los Españoles, es decir, que no tendréis que pagar nada.

Una vez salido del aeropuerto cogemos un taxi hasta nuestro alojamiento reservado por Logitravel, el Riad ‘’Sidi Mimoune’’. Podéis ver el Riad en Booking dando click aquí.

IMG_9971

Incluso si queréis podéis encontrar vuestro Riad o alojamiento ideal a través del banner buscador de Booking de aquí abajo.



Booking.com

Aconsejamos coger un taxi si os dirigís al aeropuerto o del aeropuerto al Riad. Aunque tendréis que regatear el precio, no sale tan caro como en otros países. No obstante, hay buses que te llevan a la ciudad. Lo que pasa, es que la mayoría de Riads se encuentran perdidos en alguna callejuela de la medina, y encontrar el lugar es difícil de buenas a primeras.

IMG_9970

Aconsejo mucho el Riad ‘’Sidi Mimoune’’ porque es limpio, barato, las habitaciones y el baño son espaciosas, tiene aire acondicionado, piscina interior, es bastante nuevo y está muy céntrico en la medina.

IMG_0174

En la azotea tenéis un solárium con hamacas, sofás y zona para tomar el té, además se puede ver una vista preciosa de la mezquita Kutubia.

IMG_0029

El primer día hacemos una visita a la Mezquita Kutubia, que se encuentra en la medina muy cerca de la plaza Jemaa el Fna y rodeada de jardines. Es el edificio más alto de Marrakech y la mezquita más famosa, lo malo es que no se puede visitar el interior, pero merece la pena la visita por fuera.

Nosotros siempre tomábamos la Kutubia de referencia para no perdernos por la medina, porque al ser el punto más alto en muchas partes se puede ver.

Luego por la tarde, visitamos la zona de mercados que se encuentra rodeando la plaza Jemaa el Fna. Nos metimos en algunas tiendas, y en otras no porque la verdad que son un poco pesados y casi ‘’te obligan’’ a meterte en todas las tiendas.

IMG_0160

Al final de la tarde, la plaza Jemaa el Fna se llena de puestos de comida callejeros tanto de comida típica marroquí, como postres, dátiles, zumo recién exprimido de naranja o pomelo, etc.

IMG_0019

Sin dudarlo, comimos en uno de los puestos que recomienda Tripadvisor, el puesto número 31. No todos los puestos son igual de buenos, porque nosotros comimos en varios y realmente aunque parezca que hacen lo mismo, luego depende del puesto que esté más bueno o menos.

Recomiendo indudablemente comer en estos puestos, primero porque es muy barato y segundo porque es una manera de mezclarse con la gente local. Además es muy entretenido comer en un puesto por el ajetreo y vida que tiene la plaza.

Después de comer, nos tomamos un rico zumo recién exprimido de naranja bien fresquito y nos damos una vuelta por la zona que aún hay algunos puestos de venta abiertos. Cuando se hace tarde, nos vamos a nuestro Riad andando, porque nos queda bastante cerca y el lugar no es para nada peligroso.

Al día siguiente teníamos que ir a una de las calles (la que te lleva directamente a la plaza Jemaa el Fna) más importantes donde habíamos leído que podías regatear el tema de las excursiones. Encontramos una agencia y regateamos el precio. Queríamos hacer dos excursiones, a Essaouira y a Ait Ben Haddou. Después de mucho hablar, conseguimos cada excursión por 20 euros los dos. Es decir, cada excursión 10 euros por persona.

Luego, nos fuimos a visitar la mezquita y madrasa Ben Youssef, que se encuentra en los suks al norte de Jamaa el Fna. Es bonito ver el patio con el estanque, además alrededor del patio se encuentran las habitaciones de los estudiantes y la sala de oraciones.

Luego seguimos con nuestra ruta hasta el palacio Badi. Cuentan que en su época durante el reinado de Ahmed el Masour el palacio tenía semejanza a la Alhambra, que era muy lujoso y que las paredes estaban recubiertas de oro. Ahora solo quedan las ruinas de lo que sería un gran palacio. Puedes pasear por los jardines donde hay varios estanques y ver todos los nidos de cigüeñas que hay en cada bastión.

IMG_0050

Aun así merece mucho la pena visitar, aunque pasaréis mucha calor si vais al medio día. Y creo recordar que la entrada valía 1 euro o dos.

Por la tarde visitamos el Palacio de la Bahía, que se encuentra en el norte del barrio de Mellah. 

IMG_0111

Este palacio sí que está mejor conservado (no como el Badi).

IMG_0139

Muy interesante ver la decoración de interior con mosaicos y detalles en la madera de cedro tallada. También los patios con jardines y fuentes. Recuerda muchísimo al Real Alcázar de Sevilla. Aunque el Real Alcázar es más esplendoroso, grande y está mucho mejor conservado.

Acabamos nuestra ruta en las Tumbas Saadíes. En la parte del jardín, fuera del edificio están las tumbas de los soldados y sirvientes.

Sade Tumbas

Aquí permanecen enterrados los restos de miembros de la dinastía Saadí en el Mausoleo, entre ellos el sultán Ahmad al-Mansur y su familia. También era muy barata la entrada, nosotros lo cogimos sin guía.

IMG_9772

Merece la pena visitar las tumbas porque están muy bonito decorado sobretodo el mausoleo. Encontrareis muchos gatitos simpáticos por allí…

_MG_9755

Por la tarde queríamos dar una vuelta en camello, habíamos leído que en el Palmeral de Marrakech se podía hacer, así que conseguimos un taxi que por 5 euros por persona nos llevaba allí (está un poco alejado de la ciudad) y a parte nos daba un tour por la zona más vieja, más pobre a la que ningún turista va.

Hicimos un mini paseo en camello porque la verdad es que cuesta un huevo lo de montarse a camello y eso que regateamos pero bueno al final 30 minutos y fotos por 10 euros por persona.

IMG_0205

¡Mi primera vez en camello! Que experiencia, que miedo da cuando se pone en pie y cuando se agacha para que te bajes, no pensé que estaría tan alta, como le ponen cojines.  

IMG_0204

El taxi se esperó mientras montábamos a camello y luego siguió con el tour de la parte menos turística de Marrakech.

La zona del Palmeral no tiene nada de especial simplemente es un campo lleno de palmeras a las afueras de la ciudad.

Los siguientes dos días la pasamos de excursión a Essaouira y a Ait-ben-Haddou por lo que te recomiendo que leas los posts para saber como nos fue. 

El último día en Marrakech visitamos los jardines de la Menara y el jardín de Majorelle. Las dos atracciones turísticas quedan bastante lejos de la ciudad, así que hay que coger o autobús o transporte público. Nosotros fuimos con taxi, porque como ya he dicho los transportes en Marrakech con el tema del regateo te pueden salir baratos.

Los jardines de la Menara se construyó en la dinastía Saadí por el califa almohade Abd al-Mumin. El pabellón posee una dársena, y está rodeado de huertos y campos de olivos. Antiguamente utilizaban la dársena para regar con un sistema de canales subterráneos llamados qanat.

IMG_9833

Es un sitio muy bonito, aunque se ve enseguida pero es ¡Gratis! Yo me imaginaba que tendría más jardines o algo pero realmente es lo que veis en las fotos y alrededor campos. Nosotros lo visitamos por la mañana, pero verlo al atardecer debe de ser precioso.

Luego nos fuimos a los jardines de Majorelle. Este es la visita turística más cara que vais a pagar creo que fueron 5 euros aproximadamente.

El jardín de Majorelle es un jardín botánico diseñado y dedicado al francés Jacques Majorelle. Dedicado a Yves Saint Laurent.

IMG_9821

Es muy interesante porque el jardín alberga especies vegetales de los cinco continentes, muchas plantas exóticas como yuccas, cactus, nenúfares, cocoteros, bananeros, bambús, etc. además de acoger a varias especies de pájaros.

Además está muy bien cuidado y es precioso los colores que tienen las paredes, la mayoría pintados del color azul de Majorelle.

IMG_9804

Y hasta aquí nuestra visita a Marrakech. Nos quedaron cosas por ver que me hubiera gustado, pero el tiempo es el tiempo. Otra de las experiencias que me gustaría haber hecho es la de dormir una noche o dos en el desierto pero para ello hacía falta quedarse más tiempo, ¿Podría ser una excusa para volver?

IMG_9842




Essaouira ”Ciudad fortificada bañada por el Atlántico”

Después de pactar las excursiones en Marrakech, nuestra primera excursión es a Essaouira. Y menuda aventura…lo que nos pasó no sé si pasa muy a menudo pero menuda experiencia…os la cuento más adelante.

La empresa que nos iba a llevar a Essaouira nos tenía que venir a buscar cerca del Riad donde nos alojábamos a las 8:00 de la mañana.

Hasta aquí bien. Desayunamos temprano y antes de las 8:00 estamos en el sitio acordado. Acordaros que nos alojamos en el Riad Sidi Mimoune en Marrakech, click aquí si quieres verlo en Booking.

Incluso puedes buscar tu propio alojamiento o riad ideal en el buscador de Booking de aquí abajo.



Booking.com

Tardaron casi una hora en venir. Ya pensábamos que no iríamos cuando de repente aparece la furgoneta que en principio nos llevara, pero no. Se para más adelante en una gasolinera donde hay más furgonetas y nos reparten a cada pasajero por las diferentes furgonetas depende de dónde íbamos de excursión. ¡Menuda organización!

En fin, ya encaminados a Essaouira menos mal. A la hora o así nos paran en una zona de árboles de argán donde se suben las cabras. Se nos acerca un señor pastor con una cabra en las manos para quien quisiera cogerla y entonces pedir propina.

IMG_0265

Media hora más tarde nos paran en una especie de recinto donde cultivan y procesan el argán. Todo el proceso es súper natural y a mano por mujeres de la zona. También tienen una tienda donde venden sus productos como el aceite de argán, cremas, etc. y te hacen una cata de una especie de mantequilla de argán con pan, que está muy rica y que a mí me recuerda a la salsa de calçots.

Por el camino…

IMG_0261

En pocas horas llegamos por fin a Essaouira. Nos dan hasta la tarde de vía libre. Así que claramente nos vamos a caminar por el centro y a perdernos un poco por las calles. Las calles están repletas de gente y  llenas de puestecitos de comida con mucho color y muy buen aspecto.

_MG_0333

Me encanta Marruecos por los colores de las calles y de las tiendas.

_MG_0288

Essaouira o Esauira es una ciudad costera de Marruecos situada en la costa occidental atlántica.

Su medina o centro histórico está catalogada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Y para los seguidores de la famosa serie de Juego de Tronos es uno de los escenarios de la primera temporada.

IMG_0270

¿Qué ver en esta bella ciudad?

La medina, os recomiendo que os perdáis literalmente, que callejeéis que es totalmente seguro y que nos os perderéis. Aunque os parezca que si porque llega un punto que acabaréis en las calles principales y desde allí os situareis. Las casas son preciosas blancas con las ventanas y puertas de color azul intenso.

IMG_0269

En la medina hay numerosos talleres de artesanos, por ejemplo de figuras y muebles de madera.

IMG_0279

También tiendas con sandalias, figuras de barro, etc. y también pequeñas tiendas como cafeterías y restaurantes de comida en la calle.

   IMG_0272

También hay monumentos como las tres puertas Bab Sbâa, Bab Marrakech y Bab Doukhala. La mezquita también es interesante de ver ‘’Ibn Youssef’’, y el mercado de Souk el Jdid donde hay puestos de verduras, de especias, de carne y pescado.

En la costa, se encuentra el castillo típico de Essaouira ‘’La Skala du Port’’ desde arriba de la torre podréis ver vistas de toda la ciudad y del puerto.

_MG_0302

¡Precioso castillo y muy bonitas las barcas con ese azul tan intenso!

_MG_0299

El puerto también lo recomiendo, ya que, normalmente en España no puedes entrar en el puerto a ver lo que se pesca y aquí en Essaouira si puedes entrar a curiosear.

Esauira

Decir que es interesante, pero que hay que tener estómago para ir porque allí no hay limpieza ninguna y el suelo está lleno de agua y alguna que otra víscera maloliente. Es curioso ver lo que pescan puedes encontrar rayas, doradas, hasta un tiburón que habían pescado.

_MG_0310

A los amantes del pescado y del marisco encontrareis por Essaouira muchos restaurantes con pescado súper fresco.

_MG_0320

Por las calles de Essaouira encontrareis muchísimos puestos callejeros para comer. Y también por si queréis comprar especias de recuerdo.

_MG_0289

Luego recomiendo ir un rato a la playa. Veréis que hay una zona donde están todos los musulmanes juntos y en las zonas más alejadas los turistas. Que normalmente hay muy pocos.

Si os dirigís donde están ellos u os alejáis un poco de la zona de musulmanes podréis tomar tranquilamente el sol en biquini. Ya sabéis que las mujeres de esta religión no pueden destaparse así que muchas de ellas se bañan totalmente tapadas. Así que las mujeres viajeras intentad ser más discretas en este destino y alejaros de la multitud.

_MG_0337

Después de la visita a Essaouira nos dirigimos a la furgoneta que nos trajo puntual, y como siempre aquí la puntualidad no se lo toman igual. Nos comemos la merienda y nos ponemos en marcha. Ahora es cuando os cuento la mala experiencia que os decía al principio.

A mitad de camino a Marrakech, en medio de una zona desértica que no hay ni casas ni hay nada, se escucha un ruido muy fuerte y la furgoneta pierde el control. Casi tenemos un accidente, pero el conductor acaba teniendo las riendas de la furgoneta y lo para en la cuneta. Salimos todos de la furgoneta asustados y, efectivamente, una rueda se petó.

Bueno, hasta ahí más o menos bien porque almenos estamos todos bien sanos y salvos, se cambia la rueda y listos, ¿No? Pues no. No acaba aquí la historia.

Resulta que el conductor intenta cambiar la rueda, pero las herramientas que tiene para ello no son las adecuadas, el modelo de la furgoneta es más nuevo y no sirven las herramientas que tiene. ¡Qué bien! Estamos perdidos en casi desierto, está atardeciendo, no tenemos herramientas para cambiar la rueda, y no pasan apenas coches por la carretera.

Bueno, encima por lo que entendemos del conductor que apenas sabe inglés es que la empresa no les manda ningún coche de reparación por motivos desconocidos, y el conductor enfadadísimo hablando por teléfono con la agencia.

Mientras tanto, todos los ocupantes nerviosos haciendo auto-stop a camiones a ver si alguno paraba y tenía la dichosa herramienta. Pararon varios pero ninguno la tenía. A todo esto cada vez se hacía más de noche.

_MG_0344

De repente aparece otra furgoneta de las que hace estas excursiones. No nos ayuda en nada y lo único que nos propone es que paguemos y nos lleva a Marrakech. Nos quedamos todos con cara de, ¿Esto es una broma?. Encima no me acuerdo del precio que nos dijo por persona pero me acuerdo que encima era más cara que la excursión entera. Nos negamos todos menos una pareja de franceses, que se fueron tan contentos.

Luego nos dijo el conductor que había conseguido que viniese un servicio de carreteras a ayudarnos y a arreglar la puñetera rueda.

Mientras tanto, hablábamos entre todos, mi novio practicando inglés, y yo haciendo fotos del paisaje al atardecer. ¡Y que frío pasé! Bajaron un montón las temperaturas se nota que era un clima desértico. Encima nadie de nosotros llevaba chaqueta, íbamos con pantalones y mangas cortas.

_MG_0357

Después de esperar tres horas o más, y ya de noche, aparece el servicio de carreteras nos arregla la furgoneta y se pira. Continuamos nuestro camino a Marrakech y llegamos súper tarde y muy cansados al Riad. Si es que lo que no nos pase a nosotros…

En conclusión, la excursión a Essaouira es muy bonita, aunque tampoco recomiendo pasar muchos días en la ciudad porque realmente en un día se puede ver la ciudad entera. Si vais a ver alguna zona de las afueras o hacer algún deporte como el windsurf, kitesurf, surf entonces si recomiendo hospedarse allí unos días.

¡Y mucha suerte! Cruzar los dedos para que no os pase a lo que a nosotros, y si os pasa, paciencia que aunque tarden tres horas al final lo arreglan. Aunque llegamos a pensar que dormiríamos allí en el desierto y todo.

Y temblando porque al día siguiente nos íbamos a hacer otra excursión a Ait Ben Haddou, y ya nos esperábamos lo peor. Sigue leyendo el siguiente post para descubrir cómo nos fue. ¡Adiós Essaouira!

_MG_0355