IMG_9827

Parque Nacional de Doñana

Después de nuestra escapada a Sevilla, decidimos visitar el Parque Nacional de Doñana, ¿Y por qué?

Doñana es un espacio natural protegido que se encuentra situado en Andalucía, entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz.

Quizás si habéis visto más posts míos sabréis que me encantan las aves, y Doñana con su gran extensión de marismas acoge durante todo el año a numerosas especies de aves.

Fuimos desde Sevilla a nuestro lugar de alojamiento en El Rocío ‘’Alojamiento rural El Rocío’’ en coche de alquiler por Europcar.

Recomiendo muchísimo buscar en comparadores tipo Auto-Europe para encontrar la oferta más barata de alquiler de coches.

Podéis buscar vuestro alojamiento perfecto en el Parque Nacional y Natural de Doñana en el buscador de Booking de aquí abajo.



Booking.com

Llegamos a El Rocío y nos quedamos pasmados. Parecía como si nos hubiésemos trasladado a un pueblo del oeste de EEUU y a la época de los cowboys. Las calles son amplias y de tierra, y las casas parecen sacadas de una película de western.

Sólo el mero paseo por el pueblo y visitar la ermita del Rocío ya merece mucho la pena. También al final del pueblo hay una gran marisma que le llaman ‘’la marisma madre’’ donde podéis encontrar muchísimos flamencos, cigüeñas, morito común, calamón común, espátula común, avoceta común (en verano) entre otras muchas.

IMG_9827

En la misma ‘’marisma madre’’ podréis observar muchos caballos también.

IMG_9776

Doñana puedes visitarlo por libre, aunque es recomendable hacer la excursión en 4×4 porque te meten por zonas que en coche es imposible llegar.

Aun así existen muchas rutas de senderismo por la zona, donde siempre encontraras observadores al lado de las marismas para poder contemplar la fauna.

Screenshot_2016-06-29-16-52-19

En verano las aves que habitan las marismas son muchas, pero las más fáciles de observar en verano son el flamenco común, cigüeña común, morito común, calamón común, espátula común, avoceta común, canastera común, fumarel común, garcilla cangrejera y muchas más. Aconsejo que si os interesa el observar aves os llevéis un buen libro de ornitología o más bien una guía de reconocimiento de aves. 

_MG_9802

También si tienes suerte podréis ver ciervos, conejos, gamo, jineta, gato montés, jabalí, lince ibérico (quedan muy pocos, la especie se encuentra muy amenazada), meloncillo, murciélago, musarañas, ratones, zorros, etc.

Una de las rutas que podéis hacer sale desde el Centro de visitantes de El Acebuche, situado en un antiguo cortijo.

IMG_9902

Tiene varios observatorios y senderos que rodean la laguna de El Acebuche. En esta fue donde pudimos ver un ciervo a última hora de la tarde.

IMG_9898

Al día siguiente hicimos otra  ruta. Una que sale desde el centro de La Rocina también con varios observadores a lo largo del sendero. El itinerario atraviesa un frondoso soto y tramos de bosque y matorral. Ideal para disfrutar de pequeñas aves ribereñas y forestales.

Screenshot_2016-06-28-15-03-37

¡Consejo! Para ver aves y también mamíferos como el ciervo se ha de ser muy paciente y que no os importe quedaros un rato largo en un observatorio en silencio. También es bueno ir a horas cuando no haga mucho calor y no haya mucha gente, es decir súper aconsejable ir a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

El calor del medio día hace que los mamíferos se queden en sus nidos o en sitios de sombra y el ruido de la gente los espanta. Nosotros vimos muchas más aves y animales a última hora de la tarde cuando falta poco para cerrar el centro de visitantes. Imprescindibles el silencio, una cámara de fotos y unos prismáticos.

También podéis ver el Palacio del Acebrón que sin duda es esplendoroso, hoy en día funciona como centro de visitantes del parque.

El Parque dunar de Matalascañas también merece una visita, aunque si vais en el 4×4 os llevarán a ver las fantásticas dunas.

El último día de nuestro viaje lo pasamos tranquilos en El Rocío paseando alrededor de la ‘’marisma madre’’ para fotografiar aves y el paisaje. Luego comimos al lado de la ermita del Rocío. Curiosidad, hay un restaurante al lado de la ermita que salió en el programa del chef Chicote, donde se dice que Chicote encontró un pelo en la paella. Obviamente a ese no entramos por si acaso, y fuimos a otro donde el menú costaba 12 euros donde comí muy a gusto un salmorejo, pollo con patatas fritas y una rica tarta de tres chocolates.

IMG_9935

Después nos dirigimos al aeropuerto de Sevilla a dejar el coche rentado y a coger nuestro vuelo de regreso a Barcelona.

Sin duda, ha merecido cada segundo del viaje porque viajar es la mejor manera de aprender cosas nuevas, culturas, platos y descubrir sitios muy especiales.