Morella y su imponente fortaleza

Durante este mes de Agosto he estado conociendo algunos lugares de Francia y España, principalmente entre Cataluña y Valencia.

Hoy os voy a contar mi visita y mi experiencia de un día en Morella, una ciudad fortificada en un lugar precioso. La visita la realicé junto a mi novio y suegros, incluido el perro de la familia, Goku.

Morella es un municipio español que se encuentra en la provincia de Castellón, dentro de la Comunidad Valenciana. El pueblecito se encuentra en la montaña rodeado de una naturaleza con mucha belleza, ahora bastante seca por el mes de agosto, y las pocas lluvias que han habido este verano en gran parte de España.

La fortaleza militar que rodea la ciudad y el castillo está construido aprovechando la roca natural llamada ”La Mola”, por ello se encuentra en una situación privilegiada y un sitio muy estratégico. El castillo, muy importante en cualquier guerra o batalla en España, no hubo guerra o batalla que se libró en España que no tuviera presencia en el Castillo de Morella, la guerra de las Germanias, la guerra de Sucesión, la guerra de la Independencia y las guerras carlistas, todas ellas dejan huella en este magnífico enclave.  

El Castillo también fue testigo del paso de los personajes más importantes de nuestra historia, Abderraman III, el Cid, Jaume I, el rey Fernando de Antequera, el Papa Luna, San Vicente Ferrer, el príncipe de Viana y el general Cabrera, sus acciones y sus palabras forman parte de su historia.

IMG_0164

Nosotros llegamos a Morella desde el Delta de l’Ebre donde nos estábamos alojando por unos días, y más o menos tardamos dos horas en llegar con el coche. El camino se hace encantador porque atraviesa montañas, y los pueblecitos que te encuentras son preciosos y muy rurales.

Llegamos a Morella y dejamos el coche en un parking en lo alto de la ciudad que si no recuerdo mal valía 2,5 euros todo el día. El interior del pueblo es peatonal por lo que el coche lo debéis dejar fuera. 

IMG_0220

Sus calles, muy bien cuidadas, están llenas de pequeñas tiendas de productos de la zona, principalmente de todo tipo de quesos caseros, y del famoso jamón de vaca.

Las casas típicas, con balcones de madera. Las calles están empedradas por lo que le da un aire medieval muy encantador. 

Nos adentramos por las calles para subir al castillo, la atracción turística principal del lugar, todo está muy bien indicado es imposible perderse.

Llegamos a la entrada del castillo. El precio  son adultos 3,50€. Pero hay descuentos, vale 2,50€ si eres mayor de +65 años, 6-16 años, estudiantes -25 años, carnet joven, y discapacitados. Si sois grupos de + 25 personas, 1,50€. Y los niños menores de 6 años acompañados por un adulto, la entrada es gratuita. 

Está permitido entrar perros, por si eres como nosotros y te gusta llevarte a los perros a todos lados. 

IMG_0213

Lo primero que vemos al entrar es un claustro precioso. Con una gran variedad de plantas, sobretodo rosales en su interior. Incluso se haya un pozo, que me imagino que estará vacío. 

IMG_0163

Desde aquí abajo podemos realizar unas fotos ”artísticas” del castillo aprovechando los arcos del claustro.

IMG_0159

Ahora, toca subir hasta arriba. Son las 12 del medio día, y hoy hace un día muy muy caluroso típico del mes de Agosto. ¡Nos vamos a asar!

Las vistas mientras subimos por la muralla no tienen precio. Y aunque el calor es sofocante merece la pena, eso si siempre haciendo descansos y bebiendo mucha agua.

IMG_0169

Aprovechar para descansar en una de sus sombras al lado de las murallas con diminutas ventanas, y porque no, tomarse unas fotos de recuerdo.

IMG_0175

Seguimos la caminata hacia arriba, apta para niños y más mayores. Aunque recomiendo hacer la ascensión más temprano o luego a la tarde con la fresca.

IMG_0168

En el área del castillo han aparecido restos prehistóricos; ibéricos y romanos. Declarado Bien de Interés Cultural. Durante la visita al castillo encontraréis una sala donde explica información detallada del castillo, muy interesante si te gusta la historia y para los niños.

Nos encontramos de cara con uno de los dos cañones que hay en la muralla. Además de una cúpula morada preciosa que se ve desde una de las ”ventanas” del castillo.

Llegamos al último paso de la subida, los 92 escalones que suben a la cima. En esta parte superior fue donde el castillo sufrió modificaciones en la guerra de Sucesión y durante las guerras carlistas, siendo bombardeada en 1813.

Desde arriba unas vistas impresionantes del paisaje.

Descansamos un rato, menos mal que hay unos bancos a la sombra. Mas o menos tardamos 1 hora y media en subir hasta arriba del todo, contando las paradas que hacíamos para descansar y tomar fotos. 

Bajamos y nos paramos otra vez en el claustro, por allí se entra y por allí se sale no tiene pérdida. Fotillo con Goku, que mira para otro lado y que está muerto de calor. 

IMG_0218

En la bajada tardamos bastante menos porque no nos paramos. Estamos hambrientos y paramos en un bar con espacio y sombra para sentarnos con el perro. Después de comer unos bocadillos…

¿Qué más podemos hacer en Morella?

Podéis visitar desde iglesias, conventos y ermitas, e incluso el ayuntamiento de Morella. Las calles con casas Solariegas y sus tiendas de productos típicos de la zona.

IMG_0219

La Iglesia de Santa María, la Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor es un hito obligado para los amantes del arte y de los monumentos religiosos. También están la Iglesia de Sant Joan, de Sant Miquel, y de San Nicolás.

Luego hay un convento, que es el convento de San Francisco. Lo más significativo del conjunto es la Sala Capitular, donde hay una pintura al fresco, en la que se representa la Danza de la Muerte del siglo XV. La iglesia del convento data del siglo XIV, y fue recubierta de estilo neoclásico en 1800. Hoy se puede apreciar el estilo gótico original.

También está la Ermita de Santa LLúcia i Sant Llàtzer. La cofradía de Sant Llàtzer, fundada en 1280, construyó ésta ermita en 1286; esta cofradía tuvo como principal función la asistencia a los leprosos, (cagots, en valenciano), que eran recogidos y asistidos en esta ermita.

A las afueras también se encuentra el Acueducto de Santa Lucía. Constituye una obra considerable de la ingeniería civil gótica del siglo XIV, por la que llegaban las aguas de las fuentes de “Vinatxos” y del “Aljub” hacia la “Font Vella” de Morella.

IMG_0203

Seguro que hay más cosas que visitar por la zona, pero este fue nuestro recorrido para un día. A nosotros nos encantó el pueblo, para mi era la primera vez que lo visitaba pero mis suegros han ido en varias ocasiones porque realmente merece la pena.

No os podéis ir del pueblo sin probar los flaons de Morella, unos dulces una especie de pequeños panecillos dulces rellenos de requesón (como mató) y almendra. Y también si podéis probar el jamón de vaca porque tiene un sabor muy diferente al cerdo. 

Hasta aquí la entrada al blog de Morella, espero que os animéis a ir algún día. ¡Hasta pronto Morella!

IMG_0214



unachicatrotamundos

Soy una viajera empedernida. Sí, lo confieso. ¡Si pudiera me pasaría la vida viajando!
De momento, siempre he viajado acompañada, sobretodo con mi pareja pero también con familiares.

12 comentarios sobre “Morella y su imponente fortaleza

  1. SI mal no recuerdo, subiendo hacia el castillo se pasa por delante de una celda incrustada en la roca. En esa celda estuvo preso el Príncipe de Viana por orden de su padre en 1461. Por otro lado también me llamaron la atención esos enormes jamones de vaca que cuelgan en algunas tiendas. Luego me enteré que son lo que se llama “cecina”.

  2. Embriagadora entrada. Fui a Morella en enero y tuve que refugiarme bajo las sábanas de una preciosa cama en una romántica habitación… Bueno. Que me lanzo y eso es otra historia.
    Me has animado a volver. Pero no en enero.
    Mil besitos trotamundos😘

  3. Hola, yo también estuve en Morella hace 2 años.
    Estuve con mi marido y mis hijos, entonces tenían 3 años y no fuimos capaces de subir hasta arriba porque fue en agosto y hacía un calor horroroso.
    Tenemos unas fotos preciosas en el claustro y en el pueblo.
    Compramos unas chaquetas de punto gorditas de invierno para los niños que aún les sirven, recuerdo la lucha que fue probárselas con el calor que hacía.
    Me ha encantado recordar esa excursión, si podemos algún día volveremos.

    Un saludo,

    Ana

  4. Muy interesante el artículo, Nunca he estado en España pero desde que tengo un par de amigos por ahí el día que visite tendré que tomarme algunas fotos en Morella también! Por cierto tu amigo Goku está muy lindo aunque se veía algo cansado, me imagino por los tantos escalones que subieron, en fin valió la pena! las vistas son hermosas !

    Saludos,

    Jesús

Deja un comentario